Archive for noviembre 11, 2008

Una revisión que dará mucho que hablar

Ayer tuvo lugar la primera reunión de la subcomisión de Igualdad, encargada de estudiar la futura normativa sobre la interrupción voluntaria del embarazo. Todos los grupos parlamentarios, a excepción de Ciu y PNV, han presentado una serie de expertos en la materia para debatir sobre este asunto. Los comparecientes pertenecen a ámbitos bien distintos: desde ginecólog@s, catedrátic@s, portavoces de clínicas donde se practica el aborto, representantes de asociaciones… Frente al Congreso de los Diputados, se podía ver ayer una conglomeración de personas de distintas ideologías manifestándose a favor y en contra de esta controvertida ley. Desde el Foro de la Familia se habla del aborto como un negocio por parte de las clínicas que las practican; la Plataforma “Derecho a vivir” califica la legislación sobre el aborto como una “máquina apisonadora”; mientras que la asociación Pro-Derecho al aborto considera esta revisión “insuficiente”.

La mayoría de los colectivos que se oponen a esta ley fundamentan sus argumentos en su moral religiosa. Ellos se autoproclaman defensores de la familia y de la vida, pero ¿de qué familia y de qué vida? Muchas de esas mujeres que salen hoy a la calle a pedir la paralización de este debate y que incluso retirarían, si pudieran, la legislación vigente, no habrán dudado o dudarán en salir de su tierra para evitar un “error” que les acompañaría toda su vida. Para ellas, la mujer del César no tiene que ser honesta, sólo parecerlo. Yo creo que todas las mujeres somos defensoras de laS familiaS, no de la familia, puesto que no hay un solo modelo válido, y por supuesto de la vida, por eso creemos que cada persona tiene derecho a decidir sobre su propio cuerpo. Ojalá ninguna mujer en este mundo se viera en la terrible situación de interrumpir su embarazo, pero la realidad es mucho más complicada que toda esa sarta de razonamientos trasnochados que abanderan algunos colectivos.

No hay que olvidar que el aborto es un derecho por necesidad y no por placer.

Comments (2) »