Archive for enero, 2010

Los hombres siguen teniendo miedo al placer sexual de las mujeres

               Una lectora del blog me ha pasado este enlace, el cual me parece interesante subir en estos momentos, dado que en 6 días se conmemora el Día Internacional contra la mutilación genital femenina. Nunca podremos alcanzar una igualdad real si se nos niega nuestra capacidad y necesidad fisiológica del placer sexual y si se nos obliga desde pequeñas a ocultar nuestro cuerpo y a avergonzarnos de él como está pasando en muchos lugares del planeta.

Hace un año colgué en mi blog un artículo con toda la información que pude encontrar sobre el tema, así que este año en lugar de palabras, me quedaré con las imágenes, pues ya se sabe que «una imagen vale más que mil palabras». Para todas las que queráis más información podéis ir a los archivos de febrero de 2009.

Terminaré esta pequeña introducción al vídeo afirmando que cada día estoy más agradecida a mi madre por haberme parido MUJER. Ojalá algún día todas las mujeres del planeta puedan decir lo mismo.

 

Comments (2) »

MUJER Y RESISTENCIA

  

               Ayer en la Casa de la Mujer de Zaragoza se celebró una charla de la mano de Mehmuda Hakim, militante de RAWA (Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán) que vino a contarnos cuál es la situación real de su país en estos momentos, ya que la información que nos llega está manipulada por intereses económicos y políticos, y también nos habló de la labor que está desempeñando su asociación para intentar mejorar la calidad de vida de las mujeres afganas.

Me habría gustado poder ilustrar mi narración con una fotografía del acto, pero desde el principio se nos pidió a los asistentes no tomar instantáneas por el peligro que podrían suponer para la ponente en caso de difusión. Así que habrá que conformarse con el cartel de la convocatoria.

La intervención de Mehmuda duró una media hora aproximadamente y en todo momento utilizó su lengua materna, el persa. Menos mal que las organizadoras del acto contaban con una traducción escrita, lo cual les permitía ir traduciendo poco a poco lo que Mehmuda iba contando.
Desde que los ejércitos de EEUU y la OTAN ocuparon el país, las cosas no han ido mucho mejor a la población que cuando estaban los talibán. Este pacto que han firmado EEUU con el actual gobierno “democrático”, está permitiendo el empoderamiento de antiguos asesinos, violadores, fundamentalistas que detentan el poder. La consigna de la guerra contra el terrorismo no ha traído paz y prosperidad al país, sino todo lo contrario. En la actualidad los talibán son más poderosos que hace unos años.

              Las mujeres afganas siguen sufriendo la presión de los fundamentalistas. El 25% de mujeres sufren violencia sexual diariamente. Estos son datos oficiales, aunque no reales. El comercio de niñas, los ataques con ácido, las violaciones en grupo son constantes, y el número de suicidios y automutilaciones se ha disparado en los últimos años.
La policía y las autoridades afganas contribuyen a este clima de terror. El sistema judicial se halla infectado del fundamentalismo de los señores de la guerra. Karzai comercia con los derechos de las mujeres para obtener beneficios políticos. La ley de Reconciliación Nacional ha supuesto un trauma para la población y un balón de oxígeno para los fundamentalistas y los señores de la guerra.
Todas las periodistas librepensadoras son perseguidas, algunas de ellas han sido asesinadas. En el año 2002 aparecieron una serie de publicaciones liberales, actualmente clausuradas por presiones y amenazas, y algunas personas han sido torturadas por poseer algún ejemplar de estas publicaciones.

               En 2003, la diputada Malalai Joya fue expulsada del Parlamento en represalia por sus declaraciones contra los miembros del Parlamento a los que acusó de “enemigos del pueblo y de las mujeres” y pidió a los aliados que no sigan a EEUU en su apoyo a los “criminales” que rigen su país.

                                                                                                                               

En las últimas elecciones se presentaron 40 candidatos, la mayoría con un currículum delictivo y sangriento a sus espaldas. De hecho, el hermano del actual presidente, Ahmed Wali Karzai, es quien controla la mayor parte de terrenos de cultivo de opio del país. El gobierno implicado recauda cifras millonarias cada año. La corrupción se ha disparado. Entre 15 y 20 millones de dólares han acabado a manos de funcionarios y los señores de la guerra, en lugar de llegar a la población civil.

El actual gobierno pacta con los talibán “moderados”. Según Mehmuda, Obama no ha hecho ninguna aportación positiva, pues también coquetea con los talibán y continúa con la misma política belicista de Bush. Mehmuda afirma que ningún país puede dar la democracia a otro país, sino que tiene que conseguirlo por sus propios medios. En la actualidad existen organizaciones democráticas en Afganistan que podrían desbancar del poder a los fundamentalistas, pero no son muy numerosos y su poder económico es escaso.

               Con respecto a la organización a la que representa, RAWA, primero nos habla de sus objetivos y después de cómo trabajan para alcanzarlos. RAWA reclama en primer lugar la retirada de las tropas. En lugar de militares, Occidente debería enviar médicos, ingenieros, abogados, profesores… Pero no militares y armas que sólo sirven para perpetuar la guerra.
El pueblo tiene sed de justicia, de seguridad, de libertad, de independencia, de PAZ. Tienen que resistir y levantarse contra sus enemigos, que ahora son tres: los talibán, los EEUU y los caudillos de la alianza del norte.

RAWA fue fundada en 1977 como organización feminista e independiente. Se opusieron en su día a la ocupación soviética 1979-1989 y hoy a los EEUU. Trabajan mediante una ONG, ya que como he dicho antes, RAWA es una organización clandestina. Mantienen escuelas para chicas, publicaciones feministas, promueven los derechos humanos… Aunque entre sus filas solo militan mujeres (unas dos mil), también están apoyadas por muchos hombres.
Ella pide que los gobiernos extranjeros se comprometan a luchar contra los asesinos, sus lacayos, sus cómplices y ayuden a las fuerzas democráticas afganas a alcanzar el poder.

               Una vez concluida la charla, se dio paso al turno de preguntas. Al principio la gente estaba algo cohibida, pero en seguida se animaron, pues es una oportunidad única el contar con la presencia de una mujer afgana perteneciente a una asociación clandestina feminista. Para esta segunda parte del acto, se recurrió a la colaboración de Mariam, una joven de habla inglesa que iba traduciendo nuestras preguntas a Mehmuda y quien demostró defenderse estupendamente en inglés.

GRACIAS a Mehmuda por darnos una lección de dignidad y fortaleza, ya que a pesar de la desastrosa situación en la que se encuentra su país, no tiran la toalla y ven al futuro con optimismo. Ojalá aparezcan más mujeres como Mehmuda que desafíen al terror y luchen porque su país alcance algún día la ansiada democracia y libertad que los afganos llevan esperando tantos y tantos años.

Comments (5) »