Archive for Espectáculos

LA PARIDAD EN EL MUNDO DEL EROTISMO

               

                  Ayer tuvo lugar en Zaragoza la fiesta presentación del Salón Erótico de Zaragoza (SEZ) que se celebrará en el mes de julio en la capital aragonesa. El cartel del acto era bastante sugerente:

Que la publicidad es engañosa, lo sabemos tod@s, pero lo de anoche fue sumamente descarado.

Para empezar, el precio de la entrada era abusivo, aunque si el espectáculo merecía la pena, no nos importaba pagar los 15 euros que pedían. Además, habíamos quedado con gente, así que no podíamos faltar. El chico de la puerta nos dijo que en el precio de la entrada iba incluida una consumición y un número para el sorteo de después. ¿Y el regalo que anunciaba el cartel? No hubo respuesta. Cuál fue nuestra sorpresa al descubrir además, que ni estaba incluida la consumición ni el sorteo se realizaría esa noche, sino en el Salón Erótico, esto es, en julio. Por supuesto, para participar en dicho sorteo habrá que sufragar primero los gastos de la entrada. Así que el contenido del regalo sorteado lo has pagado íntegramente y con intereses por adelantado.

               Por otro lado, el acto estaba anunciado para las 23 horas, aunque ya se sabe que este tipo de eventos nunca son puntuales, así que no pasaba nada si aparecíamos media hora tarde. Y tanto que no pasó nada, pues la fiesta comenzó a la 1 de la madrugada, no sé si porque la organización consideró que no había suficiente público (pues no lo hubo en toda la noche) o porque las “stars” que iban a actuar no habían llegado todavía. El caso es que estuvimos hora y media tratando de sacarle partido a la noche como mejor pudimos.

             Por fin comenzó el espectáculo con la intervención de nuestro genial amigo y humorista Agustín Martín, lo mejor de la noche. El resto de los números se podrían resumir en dos palabras: degradación de la mujer. Contando que entre el público había mujeres y hombres tanto hetero como homosexuales, sólo se preocuparon en satisfacer al colectivo de hombres heterosexuales.
Primero salieron a bailar tres chicas del público, que se ganaron, gracias a unos movimientos sensuales con muerdo incluido, un viaje por la ciudad en limusina (o eso fue lo que dijeron). Por supuesto, después no hubo chicos que hicieran lo mismo. Así que las chicas nos quedamos con las ganas de echarnos unas risas y recrearnos la vista por unos minutos. Después actuaron dos Drag Queens y acto seguido salieron a cantar tres raperos, mientras tres mujeres se desnudaban y se lo montaban entre ellas con la ayuda de un consolador.

                No me considero una persona especialmente recatada, pero sí me pareció injusto y discriminatorio el uso de mujeres para provocar la excitación del público. Luego, mucha gente se pregunta por qué hay muchas mujeres a las que no les gusta ni el porno ni los eventos eróticos, y la respuesta es muy sencilla: no hay oferta para nosotras. Existen otros establecimientos en Zaragoza (no voy a dar nombres) donde se preocupan de satisfacer a todo tipo de clientela ofreciendo un espectáculo lleno de arte, sensualidad, diversión y donde los artistas interactúan con el público. Que te lo pasas bien, vaya. Sin embargo anoche el descontento de los asistentes era generalizado.

                Yo no entiendo cómo hay mujeres que se prestan a ser vistas únicamente como meros objetos sexuales al servicio de los hombres. Luego nos quejamos de que sólo se nos valora como una imagen bonita que los hombres desean tener al lado para lucirse frente a otros. Para mí, un espectáculo es ante todo diversión, diversión para tod@s, pero ya veo que en este mundillo todavía seguimos siendo el payaso que hace reír al público, en lugar de formar parte de él.

              El resultado de la noche fue verdaderamente decepcionante Después de todo, me queda el consuelo de que no fui la única pringada de la noche.

Comments (7) »

Una aragonesa en La Casa Blanca

Hoy he asistido al penúltimo pase de Noviembre, una obra del autor norteamericano David Mamet, que narra las peripecias que pretende llevar a cabo del Presidente de los Estados unidos durante los últimos días de su mandato con tal de salir reelegido en las próximas elecciones. Para ello cuenta con el apoyo de su asesor personal y de su redactora de discursos, personaje interpretado por la aragonesa Ana Labordeta. El personaje que representa al Presidente se da cuenta de que su popularidad está por los suelos y recurre a sus asesores para iniciar una campaña que le devuelva la confianza de la ciudadanía. Para ello necesita una gran suma de dinero y no duda en chantajear al propietario de la mayor granja de pavos de todo el país diciéndole que si no acepta su propuesta, acabará con una de las tradiciones más antiguas de esta gran potencia mundial: el día de acción de gracias.

Ana interpreta a Clarice Bernstein, una joven lesbiana, que acaba de adoptar una niña china y que su único deseo es poder casarse con su pareja. Debe enfrentarse a dos hombres extremadamente machistas y homófobos, que pretenden servirse de su ingenio en beneficio propio. Pero no tienen en cuenta que ella es más lista y sabrá jugar muy bien sus cartas para conseguir sus objetivos.

Este personaje femenino es el menos estereotipado de todos. Se produce una evolución a lo largo de la obra: de una pobre redactora de la que todos se aprovechan, a una mujer que lucha por conseguir sus objetivos utilizando las mismas artimañas que los demás.

Comedia mordaz y sarcástica, con diálogos llenos de un vocabulario feroz y corrosivo, que deja en entredicho el comportamiento corrupto de muchos dirigentes que gobiernan el mundo.

                           2008-11-21_img_2008-11-14_01_26_21__988842   

Leave a comment »