Archive for Igualdad

LOS TOPICOS SE REARFIRMAN GRACIAS A LA “CIENCIA”

 

               Ayer pude leer en varios medios de comunicación la noticia de la publicación del último libro de la neuropsiquiatra Louann Brizendine, El cerebro masculino, sobre las diferentes actitudes que hombres y mujeres mostramos respecto al sexo, y las conclusiones que de él se destacan son bastante curiosas, aunque habría mucho que discutir de si los fundamentos de dichos comportamientos son de origen biológico o más bien sociológico. No se puede negar que el currículum de esta señora es brillante, miembro del Consejo de Psiquiatría y Neurología y de la Junta Directiva de Examinadores Médicos y profesora de psiquiatría de la Universidad de California en San Francisco, sin embargo algunas de sus afirmaciones resultan demasiado condescendientes con ciertas actitudes machistas.

Louann Brizedine asegura, por ejemplo, que “Los hombres miran a las mujeres atractivas de la misma manera en que nosotras miramos unas bellas mariposas”. La verdad es que no sé en qué se basa al hacer esta afirmación, pero no creo que las mujeres nos excitemos ni nos sintamos sexualmente atraídas por una mariposa, por muy llamativas que sean sus alas. Y si estamos hablando de admirar “la belleza” como tal, sea de una mujer, de un hombre o de un cuadro, no tiene nada que ver con la potencia sexual de cada un@, sino con el placer visual de una imagen hermosa. O ¿acaso los hombres no pueden apreciar la belleza de una mariposa?

Siguiendo en la misma línea, afirma que “el cerebro femenino está condicionado a buscar seguridad y confianza en una posible pareja antes de que ella acepte tener relaciones sexuales. Pero el cerebro masculino está alimentado para emparejarse una y otra vez hasta que lo haga con alguien para toda la vida”. Eso señora Louann no tiene nada que ver con el deseo sexual, sino más bien con el rol que te impone la sociedad. Es muy sencillo: el hombre que se va con la primera que pilla, es un campeón, pero la mujer que acepta mantener relaciones sexuales frecuentes con hombres con los que no mantiene ningún vínculo sentimental, sigue siendo una puta, muy a pesar de encontrarnos ya en pleno siglo XXI.

Pero las lindezas de esta señora no quedan ahí: “A pesar de todos los estereotipos que apuntan a lo contrario, el cerebro masculino puede enamorarse tanto y tan rápido como el cerebro femenino, incluso hasta más.” ¿Alguien lo dudaba? ¿Por qué parece que tienen que ser siempre las mujeres las que necesiten estar perdidamente enamoradas para estar con un hombre? Los sentimientos no dependen del sexo de la persona, sino de la capacidad individual que cada un@ tiene para enamorarse.

Otras de sus brillantes conclusiones son: “los hombres siempre están pensando en el sexo”; “los varones piensan en sexo tres veces más que las mujeres”. Habría que analizar en qué contexto se sitúan los hombres y las mujeres de su estudio, es decir, si estamos hablando de una mujer que tiene su trabajo remunerado, se tiene que ocupar de las tareas del hogar y del cuidado de los hijos ella sola porque su marido no ha aprendido a conciliar las tareas de ambos, es normal que con tantas preocupaciones no le quede tiempo para pensar en el sexo y que al llegar a la cama lo que más le apetezca sea dormir. Si por el contrario, el hombre asumiera su responsabilidad y no tuviera tanto tiempo para mirarse el ombligo (o más abajo), veríamos cómo esa diferencia entre las veces que unos y otras piensan en el sexo se reduciría considerablemente.

               Este estudio me ha recordado a otro que salió publicado hace ya más de un año, en el que se decía que los hombres son infieles porque tienen un gen denominado alelo 334, aunque yo más bien le habría llamado caradura 365.

               Lo peor de todo es que a modo de conclusión afirma que “Esa es la realidad hormonal masculina y hay que aceptarla”. Estupendo, pues nada, ahora los hombres, cuando comiencen una relación, deberán advertir a su pareja de sus necesidades biológicas e incapaces de controlar de desar tirarse a todo lo que se ponga por delante. Y nosotras, que somos muy comprensivas, lo aceptaremos sin rechistar.

Comments (2) »

LAS NIÑAS YA NO QUIEREN SER PRINCESAS

 

              

 

 Ayer me quedé perpleja al escuchar una noticia que decía algo así: “La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, prohibirá los cuentos tradicionales, como Blancanieves o Cenicienta, por su concepción machista de los personajes femeninos”.

Así dicho a botepronto, suena a censura rancia. Aunque si profundizamos más en el tema, nos daremos cuenta de que el asunto no es tan simplista ni tan radical como lo quieran ver algunos.
La noticia, en realidad, anuncia la publicación de una guía de materiales didácticos bajo el lema “Educando en Igualdad” con el que se pretende fomentar la igualdad entre los más pequeños y prevenir la violencia de géneros.

               Los bebés nacen con un sexo definido, pero no con un género. Todos se comportan de igual manera, independientemente de que sean niñas o niños. A medida que van creciendo, sus comportamientos van diferenciándose cada vez más. ¿A qué se deben estas diferencias? ¿Es genético o más bien fruto de los comportamientos establecidos y aceptados por la sociedad?

Si analizamos en su conjunto, en la mayoría de los cuentos tradicionales la mujer es la pobre desgraciada maltratada por la sociedad que necesita de un príncipe azul que la salve, que la lleve a su castillo y finalmente la tome como esposa. Blancanieves es maltratada por su madrastra y tiene que huir porque su vida corre peligro. Cuando llega a la casa de los enanitos, ellos le dicen que “—¿Quieres cuidar de nuestra casa? ¿Cocinar, hacer las camas, lavar, remendar la ropa y mantenerlo todo ordenado y limpio? Si es así, puedes quedarte con nosotros y nada te faltará” (¿acaso Blancanieves no sabía hacer nada más?). Un día la madrastra convertida en anciana le ofrece una manzana envenenada (sin pasar por alto la referencia a la maldad femenina evocada en el Génesis, donde  Adán y Eva fueron expulsados del paraíso por culpa de ella, profes, que fue quien le incitó a morder la fruta prohibida) y solamente podrá recuperarse cuando su príncipe la bese; Cenicienta es obligada a trabajar día y noche como sirvienta de su madrastra y sus hermanastras, a pesar de ser de sangre noble, porque el palacete donde viven pertenecía a su padre, pero todas sus posesiones le fueron arrebatadas por estas malvadas mujeres; la Bella durmiente es condenada por el hada mala a pincharse con una aguja y sólo despertará con un beso; la Sirenita debe enamorar al príncipe para salvar a su padre que ha sido secuestrado por Úrsula, la bruja del mar, y como estos cuentos podríamos seguir citando otros muchos.

                ¿Os habéis percatado de que son las mujeres las mayores opresoras de otras mujeres, llevadas por la ira y la envidia que les provoca la belleza de la protagonista buena, y que solo podrán salvarse gracias a la intervención de un hombre? Seguro que no os suena raro.

Estos cuentos no son solo historias para dormir a los niños y niñas, sino que se les está inculcando un modelo, que les gusta, no lo vamos a obviar, pero no se les da opción a escuchar historias diferentes. En todos los cuentos encontramos los mismos patrones: se alaba la belleza física, que está estrechamente relacionada con la bondad y la suerte; en todos los cuentos, el objetivo de la heroína es casarse con el príncipe y vivir felices y comer perdices, los personajes femeninos feos representan la maldad y la mezquindad… Después de crecer con estas historias, no es raro que el máximo objetivo de muchas niñas sea casarse con un hombre guapo y rico, vivir en una casa enorme y tener hijos.

Yo, personalmente, no me opongo a que las niñas y los niños sigan leyendo estos cuentos, siempre y cuando se aborden con una actitud crítica de ciertos elementos,  pero considero que deben comenzar a publicarse otras historias que respeten la perspectiva de género con el fin de no seguir perpetrando estereotipos rancios que luego se transfieren a la sociedad.

Comments (1) »

Los hombres siguen teniendo miedo al placer sexual de las mujeres

               Una lectora del blog me ha pasado este enlace, el cual me parece interesante subir en estos momentos, dado que en 6 días se conmemora el Día Internacional contra la mutilación genital femenina. Nunca podremos alcanzar una igualdad real si se nos niega nuestra capacidad y necesidad fisiológica del placer sexual y si se nos obliga desde pequeñas a ocultar nuestro cuerpo y a avergonzarnos de él como está pasando en muchos lugares del planeta.

Hace un año colgué en mi blog un artículo con toda la información que pude encontrar sobre el tema, así que este año en lugar de palabras, me quedaré con las imágenes, pues ya se sabe que “una imagen vale más que mil palabras”. Para todas las que queráis más información podéis ir a los archivos de febrero de 2009.

Terminaré esta pequeña introducción al vídeo afirmando que cada día estoy más agradecida a mi madre por haberme parido MUJER. Ojalá algún día todas las mujeres del planeta puedan decir lo mismo.

 

Comments (2) »

Las mujeres de La Muela : las más limpias de Aragón (o los hombres los mas guarros)

Desde hace ya algún tiempo, el Ayuntamiento de La Muela ha sido noticia por delitos de corrupción urbanística por parte de algunos de los miembros que conforman el consistorio. Pero hoy esta localidad es noticia por lo curioso de los requisitos de algunas de sus ofertas de empleo público. En el siguiente enlace http://www.lamuela.es/web/ayuntamiento/ayuntamiento_oferta.asp?pag=1&tipo=

se pueden consultar las bases de los diferentes puestos de empleo. Entre ellos figuran una plaza de Bedel, cinco de monitor y tres plazas de limpiadoras. Si tomamos el masculino como genérico, es decir, que se puedan adjudicarse las plazas de bedel y de monitores tanto a hombres como a mujeres, ¿sucede lo mismo con las de limpiadoras? ¿Por qué no se han limitado a denominarlo “personal de limpieza” o “limpiadores”? Dando por hecho que puedan acceder al puesto personas de ambos sexos. Pues parece que no. Y lo que más me choca es que esto suceda en un ayuntamiento donde gobierna una alcaldesa. ¿Qué opinaría Maria Victoria Pinilla si le dijeran que la política es cosa de hombres? Seguramente sacaría a relucir las cualidades de las mujeres para poder gobernar igual o mejor (no es su caso) que un hombre. ¿Acaso los hombres de La Muela no saben lo que es un trapo, una escoba o una fregona? ¿Acaso no han visto nunca un bote de lejía, de amoníaco, de jabón…? Si esto es así, ya es hora de que aprendan, pues la higiene no es asunto de sexos.

Me resulta indignante que en pleno siglo XXI todavía pensemos únicamente en las mujeres a la hora de realizar labores de limpieza. Ya está bien de discriminación. No todas las personas valemos para los mismos trabajos, pero eso no es una cuestión de sexos, sino de habilidades personales e individuales.

Comments (3) »

¿PERIÓDICO SERIO O SENSACIONALISTA?

Cumbre G-8 I

En la portada del viernes del diario Prensa Libre de Guatemala aparece esta instantánea de la cumbre de L’Aquila (Italia), que ha reunido a los líderes de los ocho países más industrializados para tratar temas tan relevantes como son la pobreza mundial o el medio ambiente.

Como es costumbre, al finalizar la reunión, todos los líderes, entre los que también estaban Angela Merkel, posaron rigurosamente para la instantánea oficial. Sin embargo, un incidente sufrido por una de las azafatas, ha acaparado más la atención de este periodista. Y es que a veces una imagen vale más que mil palabras.

A juzgar por la elección de la imagen de portada, una tiene la impresión de que la preocupación por los gases causantes del efecto invernadero o de la hambruna mundial son temas secundarios al lado de la actitud pueril y simplista de algunos de nuestros dirigentes.

Que la afición por las mujeres por parte Nicolas Sarkozy “Bruni” y de “Il Cabaliere” es de sobra conocida, lo sabemos tod@s,  pero que una imagen así, en la que los poderosos, en este caso todo hombres (ya que no es casualidad que la señora Merkel no aparezca entre ellos) aparecen de pie riéndose y una joven (monísima, por cierto) esté arrodillada ante ellos, es de muy mal gusto. Queriendo o sin querer, transmite cuál es según él, la posición que tienen que adoptar las mujeres ante los hombres. O esa es la lectura que personalmente hago de dicha imagen.

Evidentemente hubo otras instantáneas, que aparecen en el interior del diario, pero al periodista de turno consideró más apropiado incluir ésta en concreto en la portada.

Pero no es un caso aislado. También aparecen otras similares en el formato digital de otros diarios, entre ellos españoles, como esta que muestro a continuación:

Cumbre G-8 II

Es completamente normal que una persona ponga su atención en otra si le resulta atractiva a la vista. No hay nada de malo en observar a los demás. Pero que esa sea la imagen que acompañe a la noticia, resulta patético.

¿A eso lo llaman periodismo? Porque, por otro lado, es cada vez más común que entre las personas que trabajan en estos congresos haya también jóvenes y apuestos azafatos.

¿Acaso la señora Merkel no se fija en ellos? Seguramente sí, pero eso no es noticia.

Esta situación, inevitablemente me recuerda, a las instantáneas que se publicaron durante la visita de mister Sarkozy y Carla Bruni, en las que se mostraba a Doña Letizia y a Bruni de espaldas subiendo las escaleras. Estas fotos provocaron comentarios aberrantes como “¿quién tiene el culo más bonito?” o “¿a cual de las dos le queda mejor el vestido?”, etc.

Definitivamente patético.

Por cierto, ¿a quien le quedan mejor los pantalones, a Sarkozy o a Berlusconi?

Comments (1) »